sábado, 2 de abril de 2016

[Reseña]
«Los ángeles de hielo» - Toni Hill


LOS ÁNGELES DE HIELO
Toni Hill
Grijalbo · 460páginas
Ficha Goodreads · ★★★☆☆

Barcelona, 1916. A sus veintisiete años, Frederic Mayol ha dejado atrás una vida cómoda en la esplendorosa Viena y la traumática participación en una guerra que sigue asolando Europa. Psiquiatra y seguidor de las teorías psicoanalíticas, se enfrenta a su futuro puesto en un sanatorio ubicado en un tranquilo pueblo pesquero cercano a Barcelona, un enclave perfecto para superar los horrores vividos en el frente.
Pero la clínica y sus alrededores no resultan ser tan idílicos como pensaba. Las sombras de un siniestro pasado se ciernen sobre los ángeles que decoran la fachada del edificio, como si quisieran revivir los acontecimientos que sucedieron en la casa siete años atrás, cuando el lugar era un prestigioso internado para jovencitas de buena familia que cerró sus puertas después de un trágico incendio.
Atrapado entre el anhelo de desvelar el misterio que se esconde entre los muros del caserón y el amor que siente por Blanca, una de las antiguas alumnas del colegio, Frederic deberá enfrentarse a una perversa historia de obsesiones y venganzas hasta llegar a una revelación tan sorprendente como desoladora.
Porque la verdad, aunque necesaria, no siempre supone una liberación; a veces incluso puede convertirse en una nueva condena..
_______________________________________

Tras ver hace unos años un título tan sugerente como el de «El verano de los juguetes muertos» tenía curiosidad por leer algo de Toni Hill; pero ya sabemos todos como son estas cosas. Los gran mayoría de los lectores tendemos a acumular libros como si sufriéramos una especie de «síndrome de Diógenes literario» así que la primera obra de Hill sigue en mi pila de libros pendientes por leer. Sin embargo, tras leer la sinopsis de «Los ángeles de hielo» me dije que ya había llegado el momento de probar suerte con este autor; y hay motivos de sobra para ello: psiquiatras, sanatorios y un pequeño toque de seres sobrenaturales conforman esta novela negra. Una buena premisa para una historia que ha logrado satisfacerme pero no impresionarme.

Me cuesta bastante redactar la reseña de esta novela, ya que mi impresión general a la hora de terminarla ha sido buena; sin embargo, durante la lectura de esta, no he podido dejar de ver diferentes piezas que de alguna forma, o bien chirriaban, o bien no acababan de encajar en el engranaje que mueve adelante la historia. La unión de la trama, los personajes, el estilo del autor y la ambientación de la novela hacen de «Los ángeles de hielo» una novela que logra destacar entre otras del género negro; y sin embargo, por separado, estos cuatro elementos que acabo de mencionar no acaban de ser todo lo que podría llegar a ser.

La impresión final de los personajes es buena, sobre todo en los secundarios, ya que cumplen sin problemas los papeles que se les asignan, es a la hora de hablar de los protagonistas cuando más dificultades encuentro, ya que estos destacan tanto como los secundarios y no dejo de tener la sensación de que eso no debería ser así. El estilo de Toni Hill es rápido, directo, sabe enganchar al lector; sin embargo, y sobre todo durante la primera parte (de las cuatro en la que se divide la novela) parece obviar la máxima de «mostrar y no contar» en la que tanto se insiste a la hora de escribir las novelas. Sí, Hill cuenta las cosas de forma que no se hagan pesadas, pero en muchas ocasiones no estaba viendo nada.

Creo que todo esto se debe a la elección del narrador de la novela; el doctor Sebastián Freixas decide antes de morir narrar la extraña confesión que le relató Frederic Mayol (el auténtico protagonista de la novela). Para ello entremezcla su historia con la de Águeda Sanmartín, la directora del colegio que tras su cierre se convirtió en el sanatorio en el que trabaja el doctor. La elección del narrador es correcta para un tipo de novela que entremezcla las historias del pasado con la del presente. No he tenido ningún problemas con los fragmentos del diario ni con las intervenciones de Freixas a lo largo de la novela (obviando su necesidad de disculparse cada vez que interrumpe la narración), pero si que he sentido un gran distanciamiento con Frederic, y creo que es algo que no debería ocurrir con el protagonista de una historia. No deberíamos poder alejarnos tanto de él.

La trama es uno de los puntos fuertes de la novela. La introducción de la historia puede resultar un poco pesada, pero da gusto ver como el autor va enlazando y atando las tramas, dejando al final de la novela un único cabo suelto (que creo que el autor ha dejado a gusto del lector). Por lo que respecta a la ambientación, he de decir que es buena siempre que Hill no rompe la máxima, es en esos momentos en los que al novela demuestra todo su potencial; que no obstante se ven truncados por los momentos en que se rompe la máxima antes mencionada.

Supongo que mi impresión general sobre «Los ángeles de hielo» es que pese los cimientos de la historia son correctos pero que no tienen todo el potencial que podrían tener. Todos juntos funcionan para llevar la historia adelante, pero por separado no acaban de cumplir su papel. La novela me ha gustado, y aunque no la consideraría de lectura imprescindible, sí creo que puede gustar tanto a los aficionados del género como para aquellos que traten de buscar algo que les permita salir de su zona de confort lector.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada